El colágeno es una proteína que se encuentra en la piel, músculos, huesos y tendones del cuerpo humano. Las fibras de colágeno se entrelazan en una trama en la que crecen células nuevas. El cuerpo produce colágeno durante toda la vida, pero a medida que envejecemos comienza a descomponerse más rápido de lo que nuestro cuerpo puede reemplazarlo. El colágeno es la proteína más grande y más abundante en el cuerpo, lo que representa alrededor del 65% de nuestra proteína total, es, por consiguiente, el soporte estructural del organismo, no olvidando su presencia nada despreciable en vísceras como los pulmones, el hígado o el bazo y, por otro lado, en músculos, vasos sanguíneos y linfáticos, dientes, etc., todos ellos portadores de una importante cantidad de colágeno.

Desde nuestro nacimiento y hasta alcanzar la plena juventud es la etapa que acumulamos los más elevados índices de presencia de colágeno en nuestros tejidos, de lo que se deriva el normal aspecto exterior de todo individuo menor de 30 años sin presencia de arrugas o pliegues en la piel, ya que fomenta la elasticidad y firmeza del sistema tisular de la piel, en base a lograr estabilidad en la cantidad de colágeno presente, se demora la aparición de las denostadas arrugas. El ejemplo más común de disminución de colágeno es la tendencia de caer de nuestra piel, los músculos se hunden, los huesos pierden densidad, las articulaciones y los ligamentos se vuelven más débiles y menos elásticos, el cartílago se vuelve más delgado y más débil en las articulaciones que se supone debe amortiguar, el cabello pierde su onda, rizo o grosor, la piel se vuelve más delgada y se arruga.

Beneficios del colágeno

El principal beneficio del colágeno se manifiesta en la salud de la piel. Es nuestra capa exterior, por lo que nuestro aspecto depende mucho de que la piel este bien cuidada. El colágeno contiene 30% de las proteínas presentes en nuestro organismo y que comprenden el 90% del peso en seco de la piel.

Un posible uso está en diluir el polvo hidrolizado de colágeno en agua o jugo. Eso ya por sí solo es suficiente para llenar el estómago rápidamente.

Colágeno hidrolizado

Aparte de eso, se estimula la secreción de GH (hormona del crecimiento).  Que a su vez ayuda a quemar la grasa corporal y da mantenimiento a la masa magra (músculos) en su cuerpo. El colágeno hidrolizado sabemos que ayuda a perder peso, pero gracias a el se puede encontrar un punto de equilibrio que evita el clásico problema de quién pierde mucho peso, este colágeno tiene una mayor facilidad de absorción. Es el más adecuado hoy en día. Se absorbe en las primeras etapas de la digestión. El polvo de colágeno cae directamente en el torrente sanguíneo una vez ingerido, beneficiándose todo el organismo. Es el mejor aliado contra la flacidez de la piel y, cuando se combina con ejercicio, mejora en gran medida la calidad de la masa corporal magra.

Los reumatólogos recetan suplementos de colágeno para reparar el daño del cartílago resultante de artritis o para frenar su deterioro. Los estudios han demostrado que pequeñas dosis de colágeno de tipo II sin desnaturalizar pueden desactivar los ataques de células T asesinas de cartílago en los seres humanos. Los reumatólogos recetan glucosamina / condroitina, que ayuda a reconstruir el cartílago, pero no colágeno en sí.

Ayuda a mantener la unión de las células y conservar la tonicidad de las fibras de la piel, incluso para prevenir las estrías y la celulitis. Por lo tanto, se puede mejorar la elasticidad de la piel, fortalecer las uñas. También mejora los huesos, tendones y cartílagos. ¿Vamos a resumir? Quiere mantener el cabello, las uñas y la piel más hermosa , o incluso prevenir o ayudar a tratar enfermedades como osteoporosis o huesos , entonces vale la pena tomar colágeno ya que ayuda en el suavizado de arrugas lo que retarda los efectos del envejecimiento dándonos una la apariencia de una piel más joven.